POLÍTICA ENERGÉTICA NO DEBE SER DEFINIDA POR LOS LOBBIES
4 de septiembre de 2017

Complicadísima situación la que se está experimentando en el sector energético peruano. En los tres últimos años, la inacción para plantear políticas de largo plazo ha sido reemplazada por el inmediatismo, cubierto por el despliegue mediático en la prensa económica, sin dar confianza alguna al inversionista que evalúa iniciar o ampliar operaciones en el país.Hoy estamos asistiendo a una disputa de intereses en el Congreso de la República, tras el dictamen que consolida los proyectos de ley 621 y 1174/2016-CR, bajo la pomposa denominación "Ley de Seguridad Energética", donde queda meridianamente claro que se busca darle un tratamiento privilegiado a la producción de energía eléctrica con Recursos Energéticos Renovables No Convencionales (RERNC), que incluye a las centrales hidroeléctricas de hasta 20 MW, pero que se pretende que comprenda generadoras de hasta 50 MW., según afirma César Gutiérrez.No se trata solo de ver los intereses de los operadores del sector electricidad, sino también del sector energético en general, que también comprende las operaciones de oil & gas.