"YA ESTAMOS CARGANDO LOS CAMIONES PARA LA MASIFICACIÓN DEL GAS"
13 de noviembre de 2017

La masificación del gas de Camisea en el norte y el sur del país comienza a ser una realidad. A finales de octubre, salieron de Pampa Melchorita los primeros camiones cargados con gas natural licuado (GLN) proporcionado por Shell. Su destino: 11 ciudades priorizadas por el Estado, debido a su demanda potencial.Martín Rueda, country chair de Shell en el Perú, explica el rol de su representada en el proceso de masificación del gas en estas ciudades, así como las razones de la demora del arribo del hidrocarburo, esperado con gran expectativa desde el 2015.Se puede decir que Shell volvió al Perú luego de comprar los activos gasíferos de Repsol. ¿A qué se ha dedicado desde entonces?Shell tiene una larga historia en el Perú, que se remonta a 1945 con la importación y comercialización de lubricantes. Desde entonces, construyó una planta de blending, manejó estaciones de servicios (hoy en manos de Primax) y descubrió Camisea. En el 2013 renovó su compromiso con el país comprando la participación de Repsol en Pampa Melchorita (Perú LNG). Como consecuencia, asumió todos los contratos de comercialización de la empresa española, tanto del gas que se exporta como del que se destina a la masificación doméstica, mediante ductos virtuales [flotas de camiones].¿No se interesaron por los activos de gas licuado de petróleo (GLP) de Repsol?Lo único que adquirimos de ellos fueron los activos de gas natural licuado (GNL), que pusieron en venta en América y Europa. Somos el primer comercializador de gas natural del mundo. Ese es nuestro foco.Así heredaron la obligación de suministrar GNL para el proceso de masificación.Repsol era el comercializador de GNL y ahora somos nosotros. En Shell compartimos la visión del Gobierno Peruano de impulsar el uso del gas natural para fines domésticos.