EL ENCUBRIMIENTO DE LOS SOBORNOS QUE NO VIERON LOS AUDITORES
1 de diciembre de 2017

La investigación a las constructoras socias de Odebrecht en el Perú puede involucrar a más empresas y sus representantes. La Fiscalía ha dispuesto revisar los contratos de la auditora Pricewaterhouse Coopers con los consorcios que construyeron la carretera Interoceánica.La Fiscalía les reclama no advertir la anómala cesión de utilidades, que habría encubierto el pago de sobornos al ex presidente Alejandro Toledo.Pricewaterhouse Coopers, es una red mundial de profesionales de auditoría que opera en el Perú, entre 2001 y 2013 bajo la razón social Dongo-Soria Gaveglio y Asociados, y desde 2013, como Gaveglio Aparicio y Asociados SCRL.Esta sociedad prestó servicios a los consorcios Interoceánica Sur tramo 2, Interoceánica Sur tramó 3, Conirsa y, adicionalmente, a Graña y Montero. Con GyM estuvieron hasta el año 2016.Sin embargo, sostiene la Fiscalía, a partir de la declaración de los auditores Félix Horna Montoya y Percy Aparicio Ponce, que en Pricewaterhouse Coopers "no observaron ni comentaron acerca de esta anómala cesión de utilidades en los exámenes de los estados financieros", aprobados en Junta de Accionistas de junio 2011.