SECUELAS DE UNA INDAGACIÓN
1 de diciembre de 2017

El presidente del directorio del Grupo Graña y Montero, Augusto Baertl, anunció ayer que "no dudarán" en tomar acciones legales contra los ex directivos de la constructora si es que se llegara a comprobar su responsabilidad en los actos de corrupción vinculados con la empresa brasileña Odebrecht. "Nuestro grupo reitera su posición de colaborar ampliamente con la fiscalía en búsqueda de la verdad y facilitar las investigaciones", dijo el empresario a El Comercio al comentar la decisión del Equipo Especial Anticorrupción del Caso Lava Jato de incluir a cinco representantes de las empresas consorciadas con Odebrecht, entre ellas Graña y Montero, en la indagación por la licitación de la Interoceánica Sur.Baertl reiteró, desde CADE 2017, que si mañana una investigación determina que hubo una persona de la empresa involucrada en el pago de coimas "no dudaremos en colaborar con la justicia para que a esa persona se le aplique con rigor los alcances de la ley".

  • [El Comercio,Pág. 4]
  • /