LA BAJA RECAUDACIÓN IMPIDE REFORMAS DE SEGUNDA GENERACIÓN
3 de diciembre de 2017

Por muchos años se daba por sentado que el Gobierno contaba con recursos suficientes para paliar crisis económicas y sostener la economía, producto de los ingresos que generó la recaudación en los mejores momentos de precios de los commodities.Sin embargo, Claudia Cooper, ministra de Economía, reconoció que hubo descuido, pues desde hace 4 a 5 años los ingresos tributarios caen sistemáticamente. "No podemos tener una recaudación que vaya dando vueltas alrededor de los precios de los commodities. Tenemos que incrementar la recaudación, sin plata no vamos a poder ser realmente ambiciosos", dijo.En octubre la presión tributaria se ubica en 12,6% del Producto Bruto Interno (PBI), el más bajo en 15 años. Solo por citar un ejemplo, en 2012, fue cercana a 17%.En noviembre, la inversión pública creció 15% y hacia fines del 2017 su nivel sería del 7%, para luego crecer a dos dígitos en 2018. "No vamos a poder hacer reformas ni educativa ni de salud ni de seguridad con unos ingresos tan volátiles", exhortó Cooper.(Edición sábado).